Claves para que los niños aprendan un segundo idioma en casa


Durante sus primeros cuatro años, los niños son como esponjas que lo absorben todo, porque es cuando generan más conexiones neuronales. Es por eso que aprender idiomas durante la primera infancia resulta ideal para que mejoren su atención, como entrenamiento mental y para ejercitar su memoria.
A la hora de empezar a dominar un segundo idioma, el menor lo hace de la misma forma en la que aprende su lengua materna. Esto sucede en cuatro fases: escuchando, comprendiendo, hablando y por último, leyendo y escribiendo. 

Involúcrese
La madre tiene un papel fundamental en este proceso porque cuando ella le habla a su hijo, el cerebro construye una arquitectura específica que se ajusta a los sonidos propios de esa lengua. 
Para un niño resulta lo mismo aprender uno o dos idiomas al mismo tiempo, así que introduzca nuevas lenguas en la educación del pequeño por medio de sus programas de televisión favoritos, videos o juegos.

Constancia
No se trata de enseñar sólo vocabulario, es enseñar el proceso en el que se dominan las estructuras de la lengua y de forma intuitiva, producto de la constancia y la repetición. 

Utilice música
El método ideal es que se haga a través del juego, para que no se torne aburrido el proceso y luego no se asocie con una mala experiencia, también muchos expertos aconsejan iniciar la enseñanza alternando con la música, porque el ritmo y la rima ayudan a recordar las cosas mejor.

El niño adquiere el lenguaje y la información que recibe se integra en una misma zona del cerebro, algo que no ocurre con los adultos, que requieren dos áreas neuronales distintas para aprender un nuevo idioma.

Fuente: http://bit.ly/1sKBV1t

Ignacio Herrera