¿Cómo seleccionar el kinder adecuado para su hijo?

Los niños en edad preescolar deben estar al cuidado de expertos en atender sus necesidades y lograr una correcta estimulación.

“Debemos tener consciencia de que ese importante lapso de 0 a 5 años es un momento donde el niño está muy abierto al desarrollo, por lo cual todos estos estímulos le van a beneficiar a futuro en su proceso educativo formal”, afirmó Víctor Román, director general del Colegio Saint Gregory.

¿Cuál es la edad adecuada para entrar al kinder?

La edad correcta para esta socialización secundaria (la primaria es en casa), es muy variable y depende del contexto,  pues si un niño tiene un buen entorno en el que se le da la estimulación suficiente puede permanecer más tiempo en su hogar.

Si por el contrario, está en un ambiente en el que no recibe la estimulación suficiente o está al cuidado de terceros, quienes además tienen otras funciones,  es mejor que esté en una institución donde desde sus primeros meses reciba atención especializada para su proceso de desarrollo.

Es importante tomar en cuenta que a partir del 2018 el Ministerio de Educación Pública (MEP) estableció la educación preescolar como obligatoria para ingresar a primer grado. Acá les compartimos las edades de ingreso al ciclo lectivo:

  • Materno Infantil (Grupo Interactivo II): 4 años de edad cumplidos al 15 de febrero
  • Transición: 5 años de edad cumplidos al 15 de febrero
  • Primer Año de la Educación General Básica: 6 años de edad cumplidos al 15 de febrero

¿Cómo seleccionar el kinder adecuado?

De acuerdo con Ericka Villalobos, directora de preescolar del Colegio Monterrey,  más allá de ubicación y costo lo más importante es asegurarse de que el énfasis de la institución, ideología y metodología coincida con los intereses de la familia.

Estos son algunos de los aspectos a analizar en un kínder:

  • Principios y valores
  • Metodología de enseñanza
  • Formas de disciplina y aplicación de normas de conducta
  • Enfoque religioso
  • Desarrollo de alternativas deportivas y artísticas
  • Infraestructura
  • Preparación de los docentes y capacidad de manejo de aula

A tan corta edad un niño suele llorar por muchas razones, de igual forma puede sentirse incómodo por aspectos externos como luz, calor u oscuridad. Los pequeños no saben cómo expresar dolor, hambre o muchas otras circunstancias que solo una persona experta puede comprender o tratar de solucionar.

“Se debe escoger un lugar donde constantemente a los pequeños se les plantee un reto y de esta manera estén motivados, debe haber una variedad de actividades e intereses que no centren las energías de los niños en una sola área, sino que involucren varios aspectos y así ir conociendo sus destrezas y forjando personalidades”, manifestó Villalobos.

El tipo de institución en la que un niño iniciará este proceso, son decisiones que quedan en manos de cada familia, que según su realidad y un análisis de posibilidades deberá escoger la opción que de una mejor respuesta a sus necesidades.

Captura de pantalla 2017-11-16 a la(s) 18.01.57.png
Ignacio Herrera